HOMENAJE A DON AUGUSTO B. LEGUÍA

En sus sucesivos gobiernos hubo un notable crecimiento económico, odernización del país y visibles éxitos a nivel internacional. Dejó innumerables obras y nuevas instituciones, muchas de las cuales fueron inauguradas o se presentaron como iniciativa de los posteriores presidentes.

Leguía entregando las insignias de Mariscal a Don Andrés Avelino Cáceres
(Mosaico en la Sociedad Fundadores de la Independencia)
Esta residencia construida por el Presidente Leguía fue originalmente destinada a ser vivienda del Mariscal Cáceres y como Museo de la Breña. Al morir Cáceres, la propiedad es cedida a la Sociedad Fundadores de la Independencia para ser su sede centra

 

En 1929 Augusto B. Leguía tenía intención de entregar la presidencia en las próximas elecciones e irse a vivir sus últimos años con parte de su familia a Paris. No tenía un sucesor que continúe sus obras y su entorno le insistía en volver a postular a la presidencia, lo cual aceptó a pedido de un pueblo agradecido por la recuperación de las provincias Tacna y Tarata, cautivas desde la Guerra del 79.

Ceremonia multitudinaria de entrega de un cuadro del Presidente Leguía por el Consejo de Ministros, en el Palacio de Gobierno

 

 

 

Don Augusto B. Leguía (1863-1933)

 

 

 

Desfile en homenaje al Presidente Leguía.

 

 

CONTINUA

Producciones Generales Comentarios y Sugerencias jcqc12@yahoo.es

AUGUSTO B. LEGUIA SALCEDO